Ese sonido de la carne cocinándose en el asador es como una música de placer, y todo lo que está alrededor, como la compañía, los preparativos, una buena cerveza bien fría, son el complemento perfecto para crear una sinfonía única, que nos gusta repetir al menos cada fin de semana.

Si todavía estás dudando si se va a hacer o no se va a hacer la carnita asada, estas imágenes te darán la respuesta indicada (y en el proceso comenzarás a salivar):

1. Puedes empezar desde el desayuno

2. Almuerzo digno de un campeón

3. Un bello poema

4. A esto es a lo que se le llama vida

5. Cuando la magia empieza a ocurrir

6. Además de la carnita, para empezar ¿qué tal unas alitas?

7. Antes y después

8. Pareja perfecta

9. ¿Quién se puede resistir a esto?

10. Y ahora, una escultura

11. Esta es una auténtica máquina de placer

12. No falta nada en esta foto

13. ¿Qué tal unas hamburguesas?

14. Después del asador, todo listo para unos tacos

15. Descripción gráfica de ‘irresistible’

16. Un poco más de hamburguesas

17. Belleza pura

18. Así es como se construye el futuro

19. Sin salsita no hay carnita

20. Siempre hay que estar bien preparados para asar la mejor carne

21. Y evitar tragedias como esta (no llores):