Una señal de que eres famoso es que te pidan una foto o un autógrafo por la calle; que alguien grite de emoción cuando te vea, pero eso es algo relativamente sencillo. La muestra de que estás por encima de todas las celebridades es que tengas tu propio festival, y eso es algo que solo una estrella como Keanu Reeves tiene.

El KeanuCon es un festival de cine en Escocia, dedicado a la trayectoria de este actor que se ha ganado el respeto de todo el mundo, así como la admiración por papeles icónicos como el de Neo, en Matrix, y ahora como el asesino John Wick.

Matchbox Cineclub son los responsables de este evento, que se trata de un recorrido por la filmografía de Keanu, quien nació en Líbano pero es de nacionalidad canadiense, de madre inglesa y padre con ascendencia china y hawaiana, y de esta última viene su nombre: Keanu, que significa “brisa fresca sobre la montaña”.

Luego de varias apariciones en programas y películas que no tuvieron repercusión, con pequeños papeles, en 1991 participó en Idaho: El camino de mis sueños, junto a River Phoenix y dirigidos por Gus Van Sant, así como en Punto de quiebre, al lado de Patrick Swayze, y con ello se llevó un MTV Movie Award como “El actor más atractivo”.

Después de este arranque vinieron éxitos en películas de diversos géneros como Drácula (1992), Pequeño Buda (1993) y Máxima velocidad (1994), que lo ubicaron ya como una estrella de Hollywood. Luego vendrían otras cintas, también muy diversas, como Un paseo por las nubes (1995), Reacción en cadena (1996), El abogado del diablo (1997) y Matrix (1999), con la que se convirtió en ídolo.

Megan Mitchell, cofundadora del festival, manifestó en entrevista para Unilad:

Hemos estado organizando Cage-a-rama (el festival de cine Nicholas Cage más grande y más antiguo de Europa) desde hace un tiempo, y él es un personaje muy polarizado en la cultura popular, o lo amas o lo odias. Pero Keanu parece simplemente inspirar amor: asesina para vengar a los cachorritos y consigue la paz mundial, ¿eso no es amar?

Keanu tiene una filmografía tan rica, desde un adolescente tonto hasta un cazador de demonios, pero en cada película hay una innegable honestidad emocional con la que me conecto personalmente.

La verdad es que el actor tiene una de las mejores reputaciones en Hollywood, por su sencillez y calidad humana, y por sus intensas actuaciones.

Durante 2 días se exhibieron 10 películas de Keanu, desde la primera en que apareció, One Step Away (1985), hasta una de las más recientes, La boda de mi ex (2019), pasando por Matrix, Máxima velocidad y otras no tan conocidas de su primera etapa como actor.

Los boletos se agotaron, por lo que resultó un éxito, así que ya anunciaron que estén pendientes porque habrá una segunda edición del KeanuCon, y mientras tanto seguirán también con el festival de Nicholas Cage, del que dice Megan, continuará “hasta convertir a todos lo que no son fans”.